fitbit_Charge-BKParte de la exitosa línea de la empresa fitbit, ubicada en San Francisco, esta pulsera para actividades y ejercicios es el modelo “HR” que incluye lámparas LED en su parte inferior, que miden las pulsaciones del corazón.

La única diferencia funcional entre el Charge HR y el modelo “tope”, llamado Surge, es que no tiene capacidad GPS. También es más discreta y liviana, y cuesta $100 menos.

A pesar de no tener sensor GPS, se conecta fácilmente con teléfonos inteligentes (yo la uso con un iPhone 6) luego de bajar el “app” de fitbit – y, si se lleva el teléfono durante los ejercicios, éste (siempre y cuando esté equipado con sensor GPS) puede presentar esa información en el “app”. Si no se lleva el teléfono durante la sesión de ejercicios, una vez que termine, la pulsera se sincroniza automáticamente con el teléfono mediante Bluetooth y, en un par de segundos, presenta toda la información relevante en el “app” (excepto por el recorrido en el mapa, que sólo se puede presentar con el uso de un sensor GPS).

Para programar  las características de la pulsera se pueden usar indistintamente el “app” en el teléfono, o la página web de fitbit, luego de establecer una identidad de usuario. Hay una gran cantidad de información útil: pasos tomados durante el día, calorías quemadas, calorías consumidas, pisos que se han subido (la pulsera tiene un sensor de altitud), ritmo cardiaco, patrón de sueño, distancia recorrida, minutos de actividad… En fin, hay para todos. Incluso, el “app” tiene acceso a una extensa base de datos para anotar las calorías consumidas, que incluye productos presentes en el mercado (en los EEUU) y se pueden alterar las cantidades en fracciones, porciones, peso, etc.

En la página web de fitbit se pueden establecer metas de salud (perder X libras de peso, por ejemplo) y el “app” monitorea, en tiempo real, las calorías quemadas vs las calorías consumidas, para que el usuario esté al tanto constantemente de sus actividades.

Para ajustar la distancia recorrida durante el día, ya sea caminando o corriendo, en la página web de fitbit se puede ajustar el tamaño de cada paso para el usuario, de modo de mejorar la exactitud del dispositivo.

La pulsera es resistente al agua, pero no debe sumergirse, de modo que no puede usarse para nadar. Tiene una batería recargable mediante un corto cable USB, y se carga en un par de horas. La carga dura entre dos y tres días, si se la lleva puesta constantemente.

Está hecha de plástico, los materiales son de buena calidad y el diseño es contemporáneo y atractivo.

Su costo actual en el mercado de los EEUU es $150. Considerando sus características, y la implementación con teléfonos inteligentes, considero que es una buena compra para los que están interesados en mejorar su salud y/o llevar cuenta precisa de sus actividades físicas.

fitbit Charge HR

| Accesorios | 0 Comments
About The Author
-

Deja tu comentario